En la categoría | Alimentación

Los Duraznos, deliciosos todo el año

Duraznos

"Duraznos"
Victoria Restrepo
© 2007

El durazno pertenece a la familia de las rosáceas. Se cultivó por primera vez en China y se lo consideraba como símbolo de longevidad. Los antiguas caravanas transportaron las semillas a Persia antes de ser cultivado en Europa.

En el siglo XVII los exploradores españoles lo trajeron al Nuevo Mundo y en el siglo XVIII los misioneros establecieron los primeros cultivos de duraznos en California.

Los mejores duraznos son los que se han madurado en el árbol, es mejor
consumirlos frescos, pero si no están en cosecha, se pueden conseguir
congelados o en lata.

Son ricos en beta carotenos (vitamina A), vitamina C, vitamina E, fibra y otros nutrientes esenciales para la buena salud.
·    A la hora del desayuno añada duraznos frescos a su cereal favorito o póngalos encima de los pancakes o waffles.
·    Incluya en la lonchera un durazno o una taza de duraznos enlatados con bajo contenido de azúcar.
·    Mézclelos con el  yogur o el queso requesón (cottage cheese) y póngalo en una rebanada de pan tostado.
·    Prepare los duraznos y otras frutas frescas en una ensalada de
fruta y úsela como postre o aperitivo antes de cenar. Conserve su sabor
y su brillante color al añadir un poco de jugo concentrado de naranja.
·    Puede mezclarlos en la licuadora con yogur para hacer un batido
·    Como postre, en un “pie”, torta o sobre el yogur congelado con bajo contenido en grasa.

Hacer un comentario

Advertise Here