En la categoría | Alimentación

La alcachofa, divertida y deliciosa para los niños

Alcachofa_verde
Aunque muchos padres nunca la han comido, éste puede ser el momento de poner a prueba lo que tanto decimos a nuestros hijos: "No digas que no te gusta, si nunca la has probado".

La alcachofa es rica en vitaminas y fibra y debe preparase y comerse con cuidado ya que algunas variedades tienen las puntas de las hojas bastante afiladas.

Una vez los niños las pruben quedará¡n encantados, ya que es una comida diferente a cualquier otra que hayan probado antes.

Alcachofa_cuchillo_2

En primer lugar, se debe cortar el tallo y remover las primeras hojas si se ven estropeadas.

Alcachofa_tijeras

Luego procedemos con cuidado a cortar las afiladas puntas.

Alcachofa_limon_2

Les ponemos un poco de limón, para que no pierdan su color.

Alcachofa_vapor

Se pueden cocinar al vapor o en agua. Si se van a cocinar al vapor se
deben colocar hacia abajo, para que el vapor les entre directamente
entre las hojas.

El tiempo de cocción varí­a entre 30 y 45 minutos, dependiendo del tamaño y la variedad.
Para comerla, se van desprendiendo las hojas, se sumergen por la base
en una salsa blanca y tomándolas por la punta, se raspan con los dientes.


Nota:
no se come toda la hoja, sólo lo que podamos raspar con los
dientes. Las hojas de adentro son más tiernas y puede comerse una
proporción más grande de la hoja.

La última parte ya es difí­cil de comer y debe desprenderse, dejando un
pequeño cáliz formado por la punta del tallo. Esta parte es muy suave y
deliciosa y puede comerse completamente.

Hacer un comentario

Advertise Here