Desafíos al Educar Niños bilingues

Muchos padres se preguntan cómo lograr que sus niños sean realmente bilingües.

Conservar el español, al mismo tiempo que aprenden el ingles es el reto de la mayor parte de las familias hispanas en los Estados Unidos.

Cayis

Cuando los niños nacen y crecen en este país, muchos nuevos padres se preguntan si deben o no hablarles en Español a sus hijos o si esto los confundirá cuando comiencen la escuela y hará que no puedan comunicarse con su profesora y compañeros.

El hecho de estar inmersos en una cultura anglo parlante, hace que los
niños estén expuestos al inglés a través de la televisión, el parque de
juegos, y las actividades de su vida diaria, como ir al supermercado, al
restaurante, o las visitas al pediatra, etc. Tan pronto como los niños
comienzan el jardín maternal, el preescolar o la escuela, se verán
enfrentados a la necesidad de entender y expresarse en inglés.

Juanri_2

En los Estados Unidos hay alrededor de 40 millones de personas que
hablan español en sus casas, las posibilidades de que en la escuela
haya profesoras o compañeritos que hablen español es bastante alta.
Estas personas serán importantes para ayudar a nuestros niños en sus
primeros días en la escuela. En 2 o 3 meses ellos estarán en capacidad
de entender casi todas las instrucciones básicas y antes de 6 meses ya
estarán hablando con acento, pero podrán defenderse con seguridad.

Lo importante es no desesperarse, ellos aprenden rápido y si la
profesora no tiene experiencia con niños bilingües, será nuestra tarea
reforzarla a ella, de que en unos pocos meses, todos podremos
sorprendernos al ver a nuestros niños comunicándose sin problemas.

Muchos niños crecen en hogares en los que uno de los padres habla
español y el otro padre habla inglés o una lengua diferente; lo que
expone al niño desde la cuna a dos o más idiomas. Aprender a hablar es
un proceso complejo y el bebé puede aprender más de un idioma en el
hogar, siempre y cuando estos no se mezclen y él pueda identificar
claramente cada una de las lenguas con una persona o una situación
específica.

Al principio es posible que su niño mezcle palabras u
oraciones o utilice palabras de un idioma en el otro cambiándoles el
acento. A medida que crece si sus padres perseveran en la disciplina de
no mezclar las lenguas, él niño alcanzará la destreza de dominar los 2
o 3 idiomas a los que ha sido expuesto.

El reto a largo plazo es lograr que los niños conserven nuestra lengua materna,
no que hablen inglés, esto lo harán forzados por el medio. El problema
más difícil es que quieran hablar en español y esto sólo se logra con
mucha paciencia y disciplina. El español es una parte muy importante de
nuestra identidad cultural y crecer sin poder hablarlo será  un
contrasentido en la vida futura de nuestros hijos. Su familia, sus
raíces, su cultura están atadas a la lengua, por su bienestar futuro
debemos conservársela.

Hacer un comentario

Advertise Here