Mi Hijo No Quiere Hablar Español !

Escritura_2
  Cuántas veces hemos escuchado esta queja de los padres hispanos? Cuántas familias han visto silenciosamente cómo se abre lentamente un abismo en la comunicación dentro del hogar porque los pequeños no pueden o no quieren comunicarse en su lengua materna? Esta no es una situación sencilla para los padres, y hay que reconocerlo, tampoco lo es para los hijos.  Lo cierto es que la enseñanza del español a los niños de origen hispano
ha dejado de ser un tabú para convertirse en un desafío para los padres hispanos modernos.

Hasta no hace muchos años, la mayoría de los padres inmigrantes encontraban que resultaba mucho más productivo para sus hijos aprender lo más rápido posible el inglés, al costo de que se descuidaba la enseñanza del idioma español. En ello influía  el afán de asimilación cultural y adaptación al nuevo entorno cultural, tanto como la ausencia generalizada de programas de enseñanza del idioma castellano, tanto públicos como privados.

 

Sin duda se ha producido un gran cambio durante los últimos años. El
reconocimiento de la fuerte presencia hispana en los Estados Unidos
sacado a la luz pública por el censo del año 2000 le ha dado un nuevo
brío al idioma y cada día más padres reconocen las ventajas de educar a
sus hijos también en español.  Las razones son poderosas:

  • El Español constituye un puente entre los más pequeños de la
    casa y la cultura y las raíces de sus padres. No hay nada más triste
    para una abuela en América Latina que la frustración que le produce no
    poderse comunicar con sus nietos que viven en los Estados Unidos porque
    no saben español.
  • Ante el peso demográfico de la comunidad hispana, el español se
    convierte cada día más en un lengua que facilita la comunicación dentro
    de los Estados Unidos. Hace algunos años en algunos lugares de los
    Estados Unidos era una novedad encontrar un anuncio en la puerta de un
    negocio que decía: "se habla español". Hoy hay zonas del país donde la
    lengua de intercambio es el español.
  • Para los hijos de padres hispanos, hablar español además de inglés
    es una fortaleza que les abrirá en el futuro mejores oportunidades en
    el campo educativo y laboral. La competencia por cupos y becas en la
    educación superior y, posteriormente, por puestos de trabajo, tiene
    reservadas las mejores posiciones para aquellos que tienen  ventajas
    comparativas. Y el español es, sin duda alguna, una gran ventaja en el
    mundo del siglo XXI.

Qué hacer para que  los más pequeños se interesen y se motiven para
aprender a hablar en español?  Vamos a mencionar cinco estrategias que
a nuestro modo de ver son fundamentales para alcanzar ese objetivo:

  • Hábleles en español a sus hijos desde que están recién nacidos.
    Si debe llevarlos a la guardería infantil desde muy pequeños, asegúrese
    de comunicarse intensamente con ellos en español durante el tiempo que
    estén juntos en el hogar.
  • Léales cuentos a sus hijos en español. Actualmente muchas de las
    principales librerías del país tienen una sección de libros infantiles
    en español. Llévelos a la librería o a la biblioteca pública más
    cercana y léales allí mismo los libros. No solamente les está enseñando
    español sino que además les está alimentando desde pequeños una afición
    por la lectura. Déjeles ver películas infantiles en español.
  • Cuénteles sus tradiciones, sus anécdotas familiares y las
    costumbres de su país de origen.  De esta manera despertará en ellos
    desde muy temprano curiosidad por sus propias raíces.
  • Busque juegos didácticos en español.  Es posible que alguna tienda
    de artículos infantiles en su área ofrezca este tipo de productos.
    Algunas tiendas en Internet ofrecen este tipo de productos a precios
    razonables.
  • Recuerde que es más fácil aprender una segunda lengua (en este caso
    el inglés) si se tienen buenas bases con la lengua materna. Los niños
    en edad preescolar aprenden de una forma natural los dos idiomas,
    siempre y cuando se expongan a ellos. Probablemente tendrán algunas
    dificultades al principio, pero recuerde que se trata de un aprendizaje
    que les durará  toda la vida.

En síntesis, existen poderosas razones para estimular o reforzar el
aprendizaje del español entre los niños hispanos. Lo importante es
desarrollar las actividades adecuadas desde  que el niño es aún un bebe
para sentar las bases de un aprendizaje sostenido. Hoy puede ser el
mejor momento para iniciar este proceso. Hágalo. Sus hijos se lo
agradecerán toda la vida. 

Referencia
Información adicional
Discovery Kids en español
Canal Disney en español
Libros para niños de 0-3 años

Hacer un comentario

Advertise Here