En la categoría | Educación infantil, Juguetes y productos

Etiquetas :

One laptop per child

Este es el nombre de una ambiciosa campaña que se lleva a cabo a nivel global, que busca dotar a cada niño pobre, de los países menos desarrollados, de una computadora personal portátil (laptop).

El propósito de esta campaña consiste en cerrar la brecha tecnológica
que existe entre el mundo desarrollado y el tercer mundo,
particularmente en cuanto al acceso a la educación, el conocimiento y
la tecnología, por parte de los niños que se encuentran en este último
grupo de países. Más de 2.000 niños en estos países reciben una
educación deficiente o no reciben ninguna.

La respuesta que
ofrece esta campaña se ha materializado en la laptop XO, una laptop
"para chicos diseñada para aprender a aprender'". La laptop XO será
para estos niños un recurso valioso para potenciar su capacidad de
aprender, compartir y crear.

Sin embargo, One laptop per child
(OLPC) es mucho más que laptops. Es una organización sin fines de lucro
que provee medios para que los niños en los lugares más remotos del
planeta puedan tener la oportunidad de descubrir su potencial,
exponerse al mundo del conocimiento y contribuir a una comunidad
mundial más sana y productiva.

Como dice el portal corporativo
de esta organización "nuestra meta: proveer a los chicos del mundo con
nuevas oportunidades para explorar, experimentar y expresarse".

OLPC
desarrolla un programa para permitir a personas y organizaciones donar
un laptop a los niños de los países que se encuentran vinculados a la
organización y al mismo tiempo, por primera vez, obtener otro para
regalar a quien quiera en su propio país. Este programa está
funcionando en los Estados Unidos y Canadá.

El costo de un
laptop para donar es de US$200.  En el programa "regale uno, reciba
otro" (give one get one), el costo es de US$399 por los dos laptops.
Este programa beneficiará a niños de un reducido grupo de países
vinculados a la organización:  Cambodia, Afganistán, Haití, Mongolia y
Ruanda.

Pero los países que están vinculados oficialmente a la
organización y que han mostrado interés por sumarse, es creciente. En
América Latina el programa ya se lanzó en Ecuador, Perú y Uruguay. Al
sumar los países donde se están haciendo pruebas y los que han mostrado
interés en participar, encontramos que se cubre la totalidad del mapa
de la región.

Fuente OLPC

Hacer un comentario

Advertise Here