Rima, rima, hasta la cima…

Pajarosmall_2
Infancia en griego significa “sin lenguaje”. Nuestros niños, para crecer,  necesitan descubrir y aprender la lengua de los adultos y en el caso de nuestros niños bilingües esta labor es doble.

El disfrute de las palabras, las sutiles inflexiones de la voz de los padres al leer, las tonalidades y la modulación que el niño escucha desde temprana edad, lo llevan rápidamente a asociar la lectura con el placer del lenguaje. Los estudios demuestran que el correcto desarrollo de la lengua materna ayuda al aprendizaje de la segunda lengua.

Las rimas tradicionales son un patrimonio de nuestros padres y abuelos y un tesoro para las generaciones futuras.

Chito, chito
Capuchinito,
Salta la cuerda
Con cuidadito.

Pajarito que cantas
En la laguna,
No despiertes al niño
Que está en la cuna.
Ea, ea, ea.

Hacer un comentario

Advertise Here