En la categoría | Lactancia, Mundo del bebé

Etiquetas : ,

¿Cuándo y cómo destetar a tu bebé?

UNICEF recomienda amantar por lo menos dos años, los seis primeros

meses de lactancia exclusiva y a partir de los seis meses la

introducción de alimentos sólidos.

Lactancia

Los humanos hemos vivido en este planeta por más de 50.000 años, y tan

sólo en los últimos 100 años se han alimentado los bebés  con

fórmulas artificiales. Antiguamente, si una mujer no podía y quería

amamantar a su bebé, se conseguía una nodriza o madre de leche que a su

vez estuviera amamantando a su hijo y quisiera compartir su leche con

el pequeño.

Los mamíferos llevan amamantado a sus cachorros por millones de años y la leche de cada animal se ha adaptado a la evolución de las especies para ser el alimento óptimo para cada recién nacido. Basta dar una mirada a la naturaleza en su medio ambiente natural para darnos cuenta cómo las madres protegen, cuidan y alimentan a sus pequeños según sus propias necesidades y según el tiempo que ellos necesiten, no sólo para poder alimentarse por sí mismos, sino también para aprender a sobrevivir en su medio ambiente.

Los delfines alimentan a sus hijos hasta los tres años, los elefantes hasta los cuatro y los orangutanes hasta los seis, en ocasiones las madres del reino animal establecen relaciones con sus cachorros que perduran para toda su vida. Las sociedades primitivas, así como innumerables comunidades indígenas en la actualidad, amamantan a sus hijos por varios años cómo la única forma de protegerlos contra virus y bacterias y por la comodidad de tener el alimento siempre listo, a la temperatura ideal, fácil de transportar y también como un factor que ofrece mayor comodidad cuando los niños están enfermos, irritables o se han golpeado.

Cuando comenzó a ser segura la administración de leches artificialmente preparadas y la mujer comenzó a incorporarse al mundo laboral, la necesidad de amamantar a los pequeños fue desapareciendo, especialmente en los países industrializados. La medicina realizó y promulgó estudios sobre la nutrición, los horarios y la forma óptima de crianza de los hijos. Las mujeres de todo el mundo se vieron forzadas a cambiar sus costumbres milenarias y dejar a un lado su intuición y las tradiciones de madres y abuelas.

Esto ha tenido graves consecuencias, especialmente a nivel del tercer mundo, donde se disparó la mortalidad infantil debido la incapacidad económica de las familias de proveer a sus pequeños de la leche apropiada y suficiente para poder nutrirse y verse obligados a complementar la escasa fórmula con bebidas azucaradas u otros alimentos poco apropiados.

Las infecciones intestinales y respiratorias también se incrementaron no sólo por la imposibilidad de las familias de proveer un ambiente libre de bacterias para la preparación de los biberones, sino especialmente por la falta de la protección de la leche materna durante los primeros meses de vida de los recién nacidos.
La lactancia materna reduce significativamente la diarrea, el riesgo del síndrome de muerte súbita y meningitis bacterial. Los bebés amamantados presentan menores tasas de neumonía, asma, diabetes, algunos tipos de cáncer y dificultades de aprendizaje. Y la lista se hace interminable, no sólo de los beneficios para el bebé, sino también para la madre.

¿Por qué, entonces, existe tanta presión en nuestra sociedad para que haya un destete temprano? A la menor dificultad la nueva madre se ve forzada a dar el biberón; los pediatras pesan los bebés y si no están ganado peso de acuerdo a las tablas de crecimiento, recomiendan el destete, en lugar de apoyar y reforzar a la nueva madre.

La familia y amigos siempre están interesados en saber si ya el bebé finalmente se destetó, y en muchos lugares, aún en los Estados Unidos, es prohibido que las madres amamanten a sus bebés en lugares públicos.
Si deseas amamantar a tu bebé es importante que tengas un grupo de apoyo cerca, si tu madre o hermanas han amamantado exitosamente a sus hijos, ellas serán las más indicadas.  Si no tienes a alguien cercano, existen grupos de apoyo a la lactancia en casi todos los grandes hospitales o a través de La Liga de la Leche Internacional que tiene sedes en todos los países.
No te des por vencida, no sólo por salud, sino porque una lactancia exitosa es de las experiencias más hermosas e intensas en la vida de una mujer y fortalece los lazos con tu pequeño de una manera perdurable y sólida.

UNICEF dice que más de un millón y medio de muertes podrían evitarse cada año si estos bebés se estuvieran amamantado.

Visita nuestro índice de artículos relacionados con la lactancia

Hacer un comentario

Advertise Here