En la categoría | Lactancia, Ser padres

El gran peso del miedo en el diagnóstico del cáncer de seno

Miedo_cancer
El cáncer de seno es un peso que todas las mujeres llevamos suspendido sobre nuestra cabeza y que en cualquier momento puede caer y aplastarnos.

A pesar de que las tasas de supervivencia después de un diagnóstico temprano han subido drásticamente, (se habla de un 95% o 98%), nos preguntamos ¿qué es un diagnóstico temprano? y ¿quiénes pueden acceder a este tipo de diagnóstico?

Las cifras no son muy concretas a la hora de saber cuántas mujeres que sí desarrollaron el cáncer, tuvieron un diagnóstico temprano.

Hay muchos factores que influyen para poder tener este tipo de diagnóstico y aunque este es un tema del cual no se habla mucho, el miedo y, desafortunadamente el factor económico y de educación tienen un peso fundamental.

Las mujeres que no tienen un seguro médico adecuado y cuya capacidad
económica es limitada o nula, les es imposible acceder a un diagnóstico
a tiempo.

Hace unos días tuve el privilegio de haber podido recibir una excelente
atención médica y  los exámenes adecuados. Mientras esperaba dentro de la camilla del MRI pensaba
¿cuántas mujeres no tienen cómo hacerse una mamografía? ¿cuántas
mujeres no pueden  ni siquiera ir donde un médico con la experiencia
necesaria para que les palpe los senos?

Y aún entre las mujeres con acceso a una cobertura médica, hay factores
que inhiben que éste diagnóstico pueda hacerse a tiempo, el miedo es la
principal de ellas. Las mujeres no quieren palparse sus senos por miedo
a encontrar algo, las mujeres dilatan las visitas médicas por “falta de
tiempo”, pero la verdad es que escondido detrás de cualquier otra
consideración, está ese terrible peso pendiente de un hilo.

El examen mensual del seno que debemos hacernos las mujeres ha mostrado
muy pocos beneficios a la hora de reducir las tasas de muerte, incluso
muchas organizaciones médicas ya no creen que sea un factor
determinante en la detección temprana del cáncer. La falta de
conocimiento sobre qué es lo que deben buscar y cuáles son las señales
de alarma, más el factor miedo, hacen que realmente el examen no brinde
los resultados deseados.

Incluso al poder acceder a la medicina preventiva, las
mujeres sanas debemos pasar cada año por la sensación de estar al borde
del abismo.

Los lugares de diagnóstico se llaman muchas veces “centros de cáncer”,
las largas filas de mujeres en bata hospitalaria esperando como
novillos al matadero, caras de angustia antes de pasar a la pequeña
sala donde se definirá su futuro, los diagnósticos contradictorios, los
susurros, el médico quiere asegurarse…muchas veces las largas esperas
entre una cita y otra, a veces de semanas enteras, en las que las
mujeres cargan el peso del miedo y miran a sus hijos con el terror de
que tengan que dejarlos…

El pasar esa prueba cada año disuade a muchas… y el resultado es que el diagnóstico a tiempo se aleja de ellas.

Artículo relacionado:

Cuáles son los exámenes para detectar el cáncer de seno

Hacer un comentario

Advertise Here