En la categoría | Lactancia, Ser padres

Etiquetas : , ,

La lactancia una inversión a largo plazo 2

Bebe2

La lactancia no se debe concebir simplemente como una forma de alimentar a nuestros bebés.

Un bebé puede reconocer el olor de su madre a los pocos días de nacido, esta es una virtud que desaparece rápidamente, creo que muy pocos adultos pueden usar su nariz para reconocer a los demás.

Para el bebé, estar atado a su madre es cuestión de supervivencia. Así ha sido desde los comienzos de la humanidad y así es para cada una de las especies de mamíferos.

Cuando las madres del reino animal amamantan y cuidan a sus crías, les

están brindando no sólo alimento, sino que también están creando lazos

que les permitirán protegerlos en caso de peligro. A través del tacto,

las caricias y la limpieza, ellas estimulan, enseñan y cuidan a sus

pequeños hasta que estos pueden valerse por sí mismos.

Desafortunadamente muchísimos niños hoy en día no tienen éste

privilegio que por milenios ha sido esencial para la conservación de la

especie. Aunque hoy los biberones presentan una opción alimenticia de

indudable valor nutritivo, teniendo en cuenta que la madre sí tenga los

recursos económicos para comprar la leche adecuada.

El bebé que toma biberón se pierde de las defensas de su madre, la

leche enlatada trata de emular la materna, pero cada día los

científicos descubren nuevos componentes y tratan de adicionarlos, pero

la leche materna no siempre es igual, ésta cambia según las necesidades

del bebé.

Aunque la mayor pérdida está en los lazos que crea la lactancia. La

intimidad, la sensibilidad y la ternura que se generan al poner al bebé

al pecho, es algo difícil de describir y de creer para las mujeres que

no lo han hecho.

Para las madres que comienzan su período de crianza, muchas veces es

difícil tomar la opción de amamantar a sus bebés, ya que éste es un

compromiso que se percibe como un gran sacrificio que no es muy no

tendrá mayor repercusión en el futuro de sus hijos. Pero es

precisamente todo ese tiempo el que crea esos lazos para el futuro,

cómo decía el Pricipito: “El tiempo que dedicaste por tu rosa, es lo

que hace que ella sea tan importante para ti”.

Visita nuestro índice de artículos relacionados con la lactancia

Hacer un comentario

Advertise Here