Fernando Botero, una biografía para niños

Botero_2
Fernando Botero, pintor y escultor, es uno de los artistas vivos más importantes de nuestra época. Botero nació en Medellín, Colombia, en 1932. Su padre  era vendedor de mercancías y recorría las montañas de su tierra llevando sus productos de pueblo en pueblo a lomo de mula.

Cuando Fernando y sus hermanos eran sólo unos niños, su padre falleció, por lo que su madre tuvo muchas dificultades económicas para darles educación.

Fernando comenzó a dibujar desde muy joven y sus primeros temas fueron las corridas de toros, a las que asistía con un tío. El pintaba acuarelas de temas taurinos y las vendía en las puertas de la plaza de toros.

Boterosala_2
Mientras era estudiante de secundaria, escribió un artículo en un
periódico local llamado: “Picasso y el no conformismo en el arte”.  A
causa de las ideas que expuso y de las ilustraciones que acompañaban el
artículo, fue expulsado del colegio.

A los 16 años se vinculó con el mismo periódico como ilustrador y con
el dinero que recibía, pudo pagar su educación. Dos años más
tarde realizó su primera exposición con otros pintores de la ciudad.

A los 19 años presentó su obra en Bogotá y gracias a la venta de
algunos cuadros se fue a Europa a estudiar. Vivió en España, Francia y
finalmente en Italia, donde además de sus estudios se dedicó a visitar
museos y a aprender de los grandes maestros.

Boteroescultura

Boteromonalisa_2
A los 24 años se casó y se fue a vivir a México, allí comenzó a pintar
sus primeras formas redondeadas que son la característica principal
tanto de su pintura como de su escultura.

Durante varios años la crítica fue muy dura con su obra, su situación económica era difícil y sus cuadros no se vendían bien.

Antes de cumplir los 30 años, el Museo de Arte Contemporáneo de Nueva
York, le compró una obra llamada: “Monalisa a la edad de 12 años”.  Esta
compra le dio el respaldo que necesitaba y desde ese momento comenzó a
exhibir en los principales museos del mundo.

Boteronaturalezamuerta_3

En el año 2000 hizo una donación gigantesca tanto de su obra como de su
colección personal a las ciudades de Bogotá y Medellín, en su país,
donde ahora funcionan 2 grandes museos: La casa de exposiciones de la
Biblioteca Luis Ángel Arango
en Bogotá y Museo de Antioquia en Medellín.


Características de su obra:

No sólo las personas, sino también los animales, las flores, las frutas
y los objetos son de formas redondeadas y desproporcionadas.

Pinta escenas de su país y de las experiencias que vivió durante su infancia. En sus
cuadros se pueden ver los pueblos, la arquitectura colonial y los
paisajes y frutas de su tierra natal.

Representa con humor los símbolos de poder de la sociedad: presidentes, soldados, sacerdotes y obispos.

Sus colores son fuertes y brillantes.

Boteromano

En muchos de sus cuadros él recrea las obras de grandes artistas de la historia del arte universal.

Sus esculturas, tanto en bronce como en piedra, son redondeadas y
suaves, algunas de ellas, de más de 2 metros de altura. Ellas han sido
exhibidas en avenidas y plazas en las principales ciudades de cada
continente.

En los últimos años Botero ha utilizado su arte para denunciar actos de guerra, terrorismo y torturas en diferentes lugares del mundo.

Estas obras las ha llevado a muchos países y no las ha querido vender. Las ha donado, para que ellas queden como testimonio para las generaciones futuras.

Lee las biografias de Picasso y Dali

Visita la sección de arte y manualidades

Visita el índice de  arte y manualidades para niños

Fotografías de Victoria Restrepo ©

Etiquetas:

Hacer un comentario

Advertise Here