En la categoría | Manualidades y arte

Historia del arte para niños: el arte religioso en los monasterios de la edad media


libro_edad_mediaMientras en el reino bizantino la pintura florecía, en Europa del oeste casi desaparecía por completo. Las constantes guerras y las consecuencias de estas en cuanto a la destrucción de los sembrados, el hambre, las pestes, etc. fueron el campo menos propicio para la producción artística.

Los únicos que conservaron la tradición de la pintura fueron los monjes cristianos en sus monasterios. Ellos se dedicaban únicamente a la oración y a la creación y conservación de los libros sagrados.

En esa época no existía aún la imprenta, así que los libros debían ser copiados e ilustrados a mano. Los monjes dedicaban años a copiar un solo libro, ya que eran escritos sobre pergaminos que eran hojas hechas de piel de animales. Ellos escribían con plumas y tinta y hacían unas complejas decoraciones no sólo con imágenes religiosas, sino con monstruos y dragones, pintados en colores brillantes y laminillas de oro.

libro_edad_media_2Los monjes utilizaban los mismos pigmentos y técnicas del arte romano, pero su manera de dibujar era completamente diferente.

Para ellos lo más importante de sus libros era transmitir un mensaje religioso y no la veracidad de sus dibujos, así que ellos no trataron de representar la realidad tal como era, sino que sus creaciones eran más planas, rígidas y llenas de símbolos.

Cuando la paz volvió lentamente a Europa, la religión cristiana tomó mayor fuerza y se comenzaron a construir iglesias en todos los pueblos y ciudades.

Como la mayoría de las personas de aquella época no sabían leer, los monjes decidieron hacer copias de las ilustraciones de la Biblia y los libros sagrados en las paredes de las iglesias para transmitir sus mensajes.

Visita nuestro índice de arte y manualidades para leer más artículos sobre la historia del arte

Hacer un comentario

Advertise Here