En la categoría | Mundo del bebé

¿Debo dormir con mi bebé?

Es la pregunta que se hacen muchos padres cuando cansados de pasearse la noche entera entre la habitación de su bebé y su propia cama optan por dejarlo dormir a su lado.

Durmiendo3

¿Qué sucede cuando el bebé duerme profundamente al lado de su madre pero se despierta tan pronto lo ponemos en la cuna? Durante gran parte de su corta existencia, el bebé ha vivido en el vientre de su madre, conoce su voz, su movimiento, su calor, el latido de su corazón. Su cuna, por más que esté bellamente decorada y con todas las comodidades, no es su lugar favorito, él prefiere los brazos de sus padres.

Los ciclos de sueño del bebé son cortos y este es un factor de
supervivencia, la capacidad de su estómago es pequeña y la leche
materna se digiere rápidamente, él necesita comer para poder crecer y
especialmente para poder desarrollar su cerebro.

Cada niño es diferente en la forma de adaptarse a su nueva vida, de
regular sus ciclos de alimentación y de sueño. La capacidad de dormir
por períodos más largos no depende de lo buenos que sean sus padres y
de las maravillosas cualidades que tengan para cuidarlo. Dependen
exclusivamente de la personalidad del bebé y de su capacidad para
adaptarse a su nueva vida.

Durmiendo2

Tratar de forzar  y regular estos ciclos lleva necesariamente a que el
que es más débil, en este caso el bebé, pierda la contienda. Después de
quedarse solo en su cuna, de llorar y pedir a gritos atención, es
posible que se de por vencido y aprenda a dormir “toda la noche”.
Algunos nunca se dan por vencidos, y no importa el tiempo que pase y
las noches que sea necesario llorar, solo se tranquilizan en los brazos
o el pecho de su madre.

Durante los miles de años que lleva la humanidad sobre este planeta,
las madres han dormido con sus bebés, y antes que ellas, por millones
de años, los mamíferos y la aves han dormido con sus crías para
brindarles calor, alimento y asegurar su supervivencia. Es el instinto
el que nos ata a nuestros hijos, y el que los ata a ellos a buscar la
leche y el calor de su madre.

Más información

Hacer un comentario

Advertise Here