En la categoría | Mundo del bebé

Etiquetas : , ,

El Museo del bebé

Cuando nuestro bebé comienza a crecer, comenzamos a acumular una serie
de recuerdos que quisiéramos preservar, pero que muchas veces se van
quedando en un cajón y después de unos años, van a dar
irremediablemente a la basura.

Museobebe_2

Es una buena idea planear una forma de conservar estos recuerdos de una
manera adecuada, no sólo para que no se deterioren, sino también para
que cuando queramos verlos de nuevo, mostrárselos a la familia o
entregárselos a nuestro hijo o hija -cuando sean mayores- sean un bonito recuerdo
y no una serie de objetos inútiles y amarillentos por el paso del
tiempo.

También es importante ser selectivo a la hora de decidir qué se debe guardar y qué objetos conservarán el poder de despertarnos emociones con el paso de los años. Es importante ceñirnos a un espacio determinado, pues corremos el riesgo de que por exceso de emoción terminemos, no con una caja, sino con un baúl de recuerdos, que será imposible guardar y cuyo dueño no querrá recibir, llegada la hora de que él o ella tengan su propio hogar.

Existen en el mercado una infinidad de cajas especiales para conservar estos recuerdos, pero no hay que ceñirse exclusivamente a ellas. Simplemente puedes decorar tu propia caja, eso si, teniendo en cuenta que vas a querer que dure muchos años. Debe ser de cartón grueso y debes forrarla utilizando en lo posible pegantes libres de ácido (si no los consigues, puedes hacerlo tu misma con harina de maíz o de yuca, disuelto en un poco de agua y cocinado a fuego lento, no debe quedar ni grumoso, ni muy espeso). Este pegante ayuda a que con el paso del tiempo el papel no se ponga amarillo.

¿Qué es importante conservar?

Recuerdos_2

Esto es muy personal, y cada familia tiene sus propios recuerdos, pero en general la mayoría de los padres conservan la cintilla de identificación del hospital, el primer gorrito, guantes y calcetines. La primera pijama, un pañal, su cobijita favorita, algún pequeño juguete, la vela de su primer cumpleaños, una carta de sus padres cuando nació o mensajes o dibujos de sus hermanos y familiares. Un mechón de su cabello, su primer diente, su nombre cuando aprendió a escribirlo, una hoja, si nació en otoño, una flor en primavera…

Hacer un comentario

Advertise Here