En la categoría | Mundo del bebé

Historia de una cesárea. La experiencia de una madre

Bebe_cesarea
Son las 5:30 AM anoche dormí muy poco, el peso y la presión no me dejaron descansar, hace un rato cuando fui al baño sentí como se rompió mi fuente. ¡como me sentí de feliz!

La verdad no pensé que fuera a ser tan pronto, aún faltan 17 días para la fecha en que me habían programado tu cesárea, pero yo ya sentía que no estabas cabiendo dentro de mi cuerpo.

Inmediatamente desperté a tu papá, él tampoco podía creerlo. Por fin se llegó el día tan esperado. Luego llamé al servicio médico para informar y me dijeron que me fuera directamente al hospital.

6:00 AM, después de ducharme despertamos a tu tía que vino a acompañarnos para tu nacimiento. Ella nos tomó la última foto con mi vientre hinchado. Nos despedimos de tus hermanos, ellos te desearon mucha suerte y te dieron muchos abrazos.

6:30 AM, estamos saliendo para el hospital, tengo miedo y al mismo
tiempo estoy feliz, me da miedo de que pueda pasarte algo, también me
da miedo la anestesia y el dolor de la cirugía, pero al pensar que
finalmente vas a estar entre mis brazos, que voy a poder acariciarte,
abrazarte, alimentarte…olerte… (el olor de los bebés es lo mejor,
al menos así lo sentí con cada uno de mis hijos).

7:00 AM Al llegar al hospital me revisan, me dicen que todo estaba bien
y me asignan una doctora que yo no conozco. Mi médico no está de turno.

8:00 AM Estoy conectada a un monitor, puedo escuchar tu corazón que
late fuerte, aún tengo que esperar antes de que me lleven a darme la
anestesia.

9:00 AM Ya pasé por la anestesia, no me fue tan mal, me dieron una
almohada para que la abrazara. Tu papá estuvo todo el rato conmigo,
dándome ánimo, me dice que al menos yo estaba de espaldas y no pude ver
la aguja.

10:00 AM Ya estoy en cirugía, en la sala hay 14 personas preparándose
para recibirte. Estoy acostada, con los brazos en cruz, me colocaron
una cortina cerca de mi pecho para impedir que pueda ver la cirugía.

Busco una lámpara o un vidrio donde pueda ver un reflejo de lo que
están haciendo para saber si puedo ver el momento en que te saquen,
pero no encuentro nada. En los otros hospitales de mis cesáreas
anteriores pude ese momento en un reflector de la lámpara y en una
ventana. En este hospital no podré verte nacer.

Estoy muy cómoda, tengo una cobija encima por la que circula aire
caliente, me acuerdo que antes tuve frío. Además voy a tener a tu papá
a mi lado y eso es lo más importante para mi.
10:20 AM Después de que me abrieron, dejaron pasar a tu papá a la sala,
él venía con ropa de cirugía y sólo podía verle sus ojos. Se sentó a mi
lado, pero justo en el momento en que empezaron a sacarte él se paró y
me iba diciendo lo que iba viendo:

Primero salió una pierna muy larga… luego la otra pierna, el cuerpo y por último la cabeza con mucho pelo negro. Inmediatamente te oí llorar yo también lo hice, yo miraba la cara de tu
papá para imaginarme lo que estaba sucediendo, aunque con todo lo que
tenía encima era muy difícil, claro que sus ojos lo decían todo.

Luego lo llamaron para que fuera a verte limpiar, medir y pesar, yo
todavía no te había visto. Te pusieron en sus brazos y él te trajo para
que yo pudiera besarte y verte por primera vez.
Cuando empezaron a coserme tu papá se sentó a mi lado contigo en brazos, fueron unos momentos increíblemente hermosos.

1:30 PM Estoy en la habitación, ya estas entre mis brazos, tomaste un
poco de calostro y te quedaste dormido, no quiero dejarte en la cuna,
he esperado éste momento con ansia y quiero disfrutarlo intensamente.

Ya empiezo a sentir el dolor, pero el hecho de que ya todo haya pasado y tu estés bien, hace que sea más fácil de soportar.

Para leer Historia de un parto, has click aquí

Para leer más artículos sobre el mundo del bebé, has click aquí

Para leer sobre lactancia, has click aquí

 

Hacer un comentario

Advertise Here