Precauciones para llevar el bebé a la playa

Bebe_playa_2
A pesar de que siempre relacionamos las salidas a la playa con la diversión y el placer, al llevar al bebé a su primera salida a la playa debemos tomar algunas precauciones:

1. Quemaduras por el sol:

- Los rayos del sol son especialmente dañinos para la delicada piel del bebé, por ese motivo debemos protegerlo de una manera especial. No se deben aplicar protectores solares a los niños menores de 6 meses; consulta con tu pediatra si piensas llevar a tu hijo antes de esta edad.

- Es importante mantener el bebé a la sombra y utilizar ropa de manga larga y gorrito para protegerlo.

- Evita la ropa demasiado ajustada y de colores oscuros, porque lo harán sudar y puede darle salpullido.

- Debes tratar de arreglar tu horario para llevar al bebé a la playa temprano en la mañana o tarde, cerca del atardecer. Debes evitar las horas en las que los rayos ultravioleta son más fuertes (entre las 10 AM y las 4 PM).

- Cuando el bebé tiene 6 meses o más, su piel ya está lista para recibir una crema antisolar.  Esta se debe aplicar 30 minutos antes de
salir al sol.

- Es mejor hacer una prueba de sensibilidad antes de aplicarle en todo el
cuerpo, la cual debe hacerse aplicándole una pequeña cantidad en el
reverso de la muñeca unos días antes. Así podrás estar segura de que la
tolera bien.

- Si, a pesar de las precauciones, el bebé se pone rojo por el sol, parece
deshidratado, tiene fiebre, orina menos o llora sin lágrimas, se debe
buscar ayuda médica.

- Es importante mantener al bebé bien hidratado, bien sea dándole agua si
es mayor u ofreciéndole el pecho más a menudo si está lactando.

Bebe_playa
2. Picaduras de Insectos:

- Para evitar las picaduras de los insectos se deben tomar algunas
precauciones. Los insectos se sienten atraídos por los colores
brillantes y los fuertes olores a esencias florales, por lo tanto se
debe evitar vestir al bebé en colores vivos o aplicarle lociones
perfumadas.

- Los repelentes contra insectos pueden ser peligrosos para los bebés
porque se absorben por la piel. No se deben usar los que tengan más de
10% del ingrediente activo DEET, ya que puede ser muy tóxico. Si hay
demasiados insectos se puede aplicar un poco sobre la ropa del bebé en
la espalda, no sobre la piel.

- SIEMPRE deben leerse previamente las instrucciones del repelente que vas a utilizar en tu bebé; no se debe aplicar en sus manos para evitar que se las lleve a la boca; y debe bañarse antes de dormir para eliminar cualquier residuo tóxico. Utiliza repelentes aptos para bebés, no para adultos.

3. El agua:

El mayor peligro para los bebés y niños pequeños en la playa, no es el
sol o los mosquitos, sino el agua. Cuando el bebé ya camina o gatea,
nunca se le debe descuidar ni un segundo cuando esté cerca al mar (aplica igual para la piscina, pileta o río). Siempre debe haber un adulto
responsable y que sepa nadar a su lado. En bebé puede ahogarse en pocos segundos.

Visita nuestra página del mundo del bebé para leer artículos relacionados

Fotografias de Victoria Restrepo

Hacer un comentario

Advertise Here