En la categoría | Mundo del bebé

¿Qué voy a sentir en mi amniosintesis?

 Amniosintesis
La parte médica y las razones que tenga tu doctor para practicarte este examen no las puedo tratar, soy sólo una mujer quien ha pasado por este procedimiento dos veces y sé del miedo y el estrés que se genera antes y después del examen.

Todo lo que rodea la amniosintesis nos llena de terror. La espera hasta los 4 meses para poderla practicar, el proceso en sí mismo de atravesar el abdomen con una aguja gruesa, el miedo al dolor, el riesgo para el bebé y luego la espera interminable para recibir los resultados.

Al recordar mis experiencias lo que puedo decirte es que realmente no es tan terrible como lo pintan. La primera amniosintesis la tuve en Bogotá, el médico era comprensivo y teníamos ya una larga trayectoria juntos, no me considero nerviosa, pero estaba asustada.
 

El procedimiento fue en su consultorio particular, me dieron una bata
para cambiarme, me acosté en la camilla y él revisó mi bebé con la
ecografía. Todo estaba bien.

Luego con mucho cuidado colocó sobre mi pecho una bandeja metálica
llena de botellitas de cristal y me dijo que por favor no la fuera a
dejar caer, me dijo que era muy delicada e importante.

Mientras yo hacía esfuerzos por cuidar del cristal el doctor me insertó
la aguja. Naturalmente él nunca usó las botellitas, éste era su método
para tenerme inmóvil.

Todo fue muy rápido y salió perfecto, la espera por los resultados fue
lo peor, yo ya sentía mover a mi bebé dentro de mi y sólo esperaba que
todo estuviera bien. Afortunadamente así fue.

La segunda vez mi amniosintesis fue en un hospital en los Estados
Unidos, en una pequeña sala llena de monitores y equipos médicos. Me dieron ropa de cirugía, me cubrieron completamente con material
estéril y realmente no me acuerdo del dolor, el médico me habló durante
casi todo el procedimiento y me explicó lo que iba haciendo.

El dolor
era casi imperceptible, en general los médicos que hacen el
procedimiento tienen bastante experiencia y los riesgos son mínimos.

Lo
peor es la espera de los resultados, para esto lo mejor es no leer nada
sobre riesgos ni enfermedades genéticas. Si desafortunadamente algo
saliera mal, ya habría tiempo para eso.
Trata de estar relajada y entretenida, trata de no pensar en lo peor sino de soñar que todo va a salir bien… y así será.

Para leer más sobre el mundo del bebé has click aquí

Hacer un comentario

Advertise Here