Frida Kahlo, una biografía para niños


Frida Kahlo es una de las más grandes artistas mexicanas. Nació en Coyoacán, México el 6 de julio de 1907. Tuvo 3 hermanas y vivió en una casa azul.

Cuando tenía 5 años sufrió una enfermedad muy grave llamada polio, Frida sobrevivió, pero una de sus piernas le quedó muy débil, más corta y más delgada que la otra.

Su padre era fotógrafo y artista y siempre tuvo una relación muy profunda con Frida. El le habló sobre el arte antiguo de México, sobre su arquitectura y le enseñó a usar la cámara. Todo esto fue básico para el arte que ella haría más adelante.

Accidente

Frida creció durante la revolución mexicana, lo cual influenció no sólo
su vida sino su arte. A los 18 años, el 17 de septiembre de 1925, Frida
tuvo un terrible accidente. El autobús en el que viajaba fue arrollado
por un tranvía. Ella sufrió la fractura de varios huesos y lesiones graves en su espalda. Después del accidente, Frida tuvo que estar acostada e inmóvil durante muchos meses y es allí donde comenzó a pintar.

Ella hizo algunos retratos de sus familiares y amigos, pero sobretodo
se pintó a sí misma rodeada de las cosas que eran importantes para
ella, y de las que le causaban dolor.

Después de la revolución mexicana el nuevo gobierno contrató varios artistas para que pintaran grandes murales en las paredes de los edificios públicos. Ellos pintaron la historia de México para que la gente se sintiera orgullosa de su cultura y de su pasado.

Uno de ellos, llamado Diego Rivera se enamoró de Frida y a pesar de ser
20 años mayor que ella, se casaron y viajaron juntos a los Estados. Allí vivieron en varias ciudades donde Diego tenía contratos para pintar murales.

Esa época fue muy difícil para Frida, quedó embarazada y perdió varias veces a sus bebés, ella quería regresar a su patria y Diego no. Luego
decidió regresar y estuvo separada de él por algún tiempo, pero finalmente volvieron a estar juntos.

Para ese momento el trabajo de ella se había vuelto tan famoso como el de su esposo. Frida pintaba sus sentimientos, sus emociones y su dolor y para ello utilizó el colorido y las figuras tradicionales de su país y las imágenes religiosas del arte popular mexicano.

Algunas veces su arte ha sido catalogado como surrealista, es decir, que viene de los sueños, pero como ella misma lo afirmó: “Ellos [los críticos de arte] creen que yo soy surrealista, pero no es cierto, no lo soy: Yo nunca he pintado lo que sueño. Yo pinto mi propia realidad.”

Tuvo un final muy triste y doloroso, el dolor se apoderó de ella
impidiéndole hacer una vida normal y un año antes de morir tuvieron que amputarle una pierna y luego murió en su casa azul.

Lee las biografias de Picasso, Dali y Fernando Botero

Indice de actividades artísticas para niños

Las ilustraciones son propiedad de Padres Hispanos, prohibida su reproducción ©

Etiquetas:

Hacer un comentario

Advertise Here