¿Cómo Enseñar a Nuestros Niños a que Ayuden con las Tareas de la Casa?

¿Recuerda usted cómo fue su vida cuando salió de su casa a vivir solo por primera vez? ¿ Sabía usted lavar su ropa? ¿ Cocinar? Si usted contesta que sí a estas preguntas, quiere decir que sus padres hicieron un buen trabajo con usted.

Cocinanado_2

Los trabajos del hogar no deben convertirse en un castigo para los niños, Ellos son una oportunidad para enseñarles a ser responsables, auto-suficientes y a que se puedan sentir orgullosos después de un trabajo bien hecho.

Limpiando

Mientras más pequeños sean los niños cuando empiezan a recibir
responsabilidades dentro del hogar, será mejor para ellos. Antes de
pedirle a sus hijos que realicen una tarea, es mejor que ellos vean
como usted lo hace y que luego usted realice esta tarea con ellos,
dándoles instrucciones específicas de cómo deben realizarla. Después
usted debe asegurarse de que su hijo sabe completar su trabajo
satisfactoriamente y con seguridad.

Desde los dos años, los pequeños pueden empezar a ayudar con tareas
sencillas dentro de la casa, a ellos les encanta ayudar y recibir un
refuerzo positivo cuando hacen algo bien hecho. Ellos pueden ayudar a
limpiar la leche derramada sobre la mesa, recoger la ropa sucia y
colocarla dentro de una canasta, o sacudir un mueble que esté a su
alcance. Puede enseñar a su niño a recoger sus juguetes por medio de un
juego, o cantando una canción mientras colocan cada juguete en su lugar.

Los niños de 5 años o más se sienten motivados por las recompensas. Se
debe crear un cuadro donde aparezcan las responsabilidades de cada uno
de los miembros de la casa, y se van poniendo estrellas una vez  se
haya realizado una tarea. La rutina es importante a esta edad y hace
que ellos se acostumbren a recoger su ropa, llevar sus platos sucios a
la cocina, o poner la mesa.

Lavando_2

Cuando los niños tienen entre 7 y 9 años ya no necesitan tanta
supervisión y pueden realizar tareas como barrer el piso o aspirar las
alfombras, lavar platos y ollas, sacar la basura y el reciclaje, y
ayudar a lavar su propia ropa.

Cuando los niños llegan a la pre-adolescencia, ya no quieren ayudar en
la casa, este es el principal motivo por el cual se deben establecer
estas rutinas desde una edad más temprana. Recompensas, complementadas
con pérdida de privilegios si no realizan las tareas asignadas, son
importantes para esta edad.

Es posible que sus pisos no están tan limpios como usted los quisiera o
que se rompa un plato de vez en cuando, pero es importante que los
niños aprendan a completar las tareas que les han sido asignadas, ellos
están desarrollando cualidades que les van a ser útiles para el resto
de sus vidas.
.

Hacer un comentario

Advertise Here