Proyecto con plantas para niños: unos huevos con mucho pelo

Huevos_pelo

Este proyecto es muy divertido y fácil de hacer. Puedes hacerlo varias veces durante el crecimiento de tu hijo y siempre lo encontrará entretenido y curioso.

Materiales:
huevos rojos
tierra
semillas: cualquier tipo de semilla pequeña: tomate, brócoli, alfalfa, pasto, trigo, etc.

Procedimiento:
Al partir los huevos para el desayuno, trata de hacerlo partiendo el huevo por la parte de arriba, no por la mitad, como hacemos usualmente y lávalos para evitar malos olores.

Con un rotulador permanente dibuja las caras en los huevos, no tienen que ser nada muy elaborado, unos rasgos bien simples funcionan muy bien.

Rellena los huevos con tierra húmeda, cuidando de no partirlos.

Esparce media cucharadita de semillas en la parte de arriba de la tierra, sin mezclarla y mantén la tierra húmeda.

Puedes usar la bandeja de los huevos como soporte y colócalos en una ventana donde reciban el sol. Debes rotarlos si quieres que el pelo crezca recto o dejarlos en una sola dirección si deseas un peinado original.

Visita el índice de  arte y manualidades para niños

Ir a índice de experimentos para niños

Visita nuestra página hermana para más experimentos: Proyecto azul

Hacer un comentario

Advertise Here