Seguridad para los niños hispanos en Internet


www.sxc.hu/griszka niewiadomski

El acceso a Internet es cada vez mayor en todo el mundo, lo cual está asociado también a un
mayor acceso de los niños. Esta situación exige de nosotros, los padres
de familia, una actitud más vigilantes sobre el uso que ellos hacen del Internet. Más adelante ofrecemos algunas pautas para reducir
los riesgos a los que potencialmente están expuestos nuestros hijos en
Internet.

Se estima que
el 22% de la población tiene acceso a Internet en América del Sur,
aunque existen diferencias de país a país: en Chile la penetración es
de 42%;  en Argentina es de 34%; en Perú es de 21%; y en Colombia es de
16%.  En México, la penetración es de 21%.  En los Estados Unidos,
mientras tanto, el 70% de la población tiene acceso a Internet. En
España la penetración es de 48%.

Pues bien, un mayor acceso general a Internet implica también un mayor
acceso de los niños. Lo cual es bueno y saludable, siempre y cuando no
perdamos de vista que Internet es una herramienta y, como tal, lo que
consigamos de ella depende de la forma como la utilicemos.

Por eso es muy importante fijar unos criterios para asegurarnos  que
los niños hispanos hagan buen uso de esta valiosa herramienta y para
reducir los riesgos que pueden generarse por la exposición de los niños
a un ambiente público y abierto como es Internet.

A continuación ofrecemos algunas recomendaciones para aumentar la seguridad de los niños hispanos en Internet:

  • Conozca
    los sitios que frecuentan sus hijos en Internet. Permita que sus hijos
    compartan sus sitios favoritos con usted y revise si ellos tienen algún
    contenido inapropiado. Discuta con ellos lo que usted considera como
    contenido apropiado para ellos. Aproveche la hora de la comida para
    indagar sobre los hábitos de navegación de sus hijos.

  • Convierta
    la navegación por Internet en una actividad familiar. Mantenga la
    computadora que emplean sus hijos en un lugar donde usted pueda
    supervisarlos.  Conozca los amigos virtuales de sus hijos, así como
    debe conocer los otros. Entre menor sea el niño mayor debe ser la
    supervisión. No es aconsejable, por ejemplo, dejar a un niño pequeño
    (4-7 años) navegando solo en Internet si no se cuenta con los filtros
    apropiados.

  • Establezca reglas para sus hijos sobre
    el uso de Internet: cuánto tiempo pueden estar conectados a la red, qué
    sitios pueden visitar, etcétera.  Discuta estas reglas con ellos y
    póngalas en un lugar visible cerca de la computadora. Asegúrese de que
    sus hijos cumplen esas reglas. Refuérceles la idea de un un uso
    responsable de Internet.

  • Enseñe a sus hijos que nunca deben responder mensajes online  que
    utilicen un lenguaje obsceno, sugestivo o amenazante; o cualquier
    mensaje que los haga sentir incómodos. Asegúrese de que ellos le
    informen si reciben algún mensaje de esa naturaleza. Así como usted
    enseña a sus hijos a no hablar con desconocidos en la calle, aplique el
    mismo principio para la navegación de niños pequeños en Internet.

  • Recuérdele a sus hijos que nunca deben enviar a través de correo electrónico (e-mail) o de mensajes instantáneos  (instant message) o de foros abiertos (chat rooms)
    información sobre sus tarjetas de crédito, contraseñas, fotografías o
    cualquier información personal (dirección, teléfono, identificación).
    Pídales que le informen si alguien les ha pedido ese tipo de
    información.

Adaptación de National Geographic

Vea también Internet World Stats

Hacer un comentario

Advertise Here