Tornado en una botella

Tornado_botella_1
Muchas grandes tormentas comienzan a girar y forman una espiral, cuando este espiral se hace muy fuerte se llama huracán o tornado. Aquí haremos un modelo del huracán dentro de dos botellas de soda.

Materiales:

Dos botellas de 2 litros de soda vacías
Cinta gruesa plástica
Aceite de lámpara (opcional)

Procedimiento:

Tornado_botella_5_2

Llena una de las botellas con agua y trata de sacar el agua
rápidamente, luego vuélvela a llenar y trata de crear un movimiento
circular. Verás que el agua al salir de la botella forma un remolino en
forma de espiral y sale mucho más rápido.

Ahora llena nuevamente la botella de agua y coloca otra botella vacía
encima. Únelas con la cinta adhesiva tratando de que no queden fugas de
agua. Gira la botella en forma circular para formar el remolino. Luego
podrás dar la vuelta nuevamente y podrás crear muchos tornados.

Variación:

Tornado_botella_2

Llana la botella de soda y agrega unas cuatro cucharadas de
aceite coloreado para lámpara (lo venden en los almacenes de velas).
Este aceite no se mezcla con el agua y flotará en la superficie.

Si lo consigues transparente puedes colorearlo con un poco de pintura de base de aceite (óleo).

Tornado_botella_3

Ahora llena nuevamente la botella de agua y coloca otra botella vacía
encima. Únelas con la cinta adhesiva tratando de que no queden fugas de
agua. Gira la botella en forma circular para formar el remolino. Luego
podrás dar la vuelta nuevamente y podrás crear muchos tornados.

Tornado_botella_4

Al darle la vuelta a la botella verás que el aceite que es menos denso
baja más rápido por el remolino y forma un efecto de tornado.

Fotografías de Victoria Restrepo ©

Ir a índice de experimentos para niños

Visita nuestra página hermana para más experimentos: Proyecto azul

Hacer un comentario

Advertise Here