Un estudio de pintura para los niños en su propia casa

Artistapintando
Aunque en el mercado se consiguen caballetes de pintura para niños, si no tienes uno, puedes hacer un arreglo temporal que funciona igualmente bien.

Una hoja de madera laminada con unos ganchos para sostener el papel o una pared forrada en plástico con el papel pegado con cinta brindan la superficie apropiada para las aventuras artísticas de tu hijo.

Cuando ellos van a usar pintura, es mejor que lo hagan sobre una superficie grande y estando de pié. Recuerda siempre proteger el piso y las paredes vecinas.

Como paleta para la pintura pueden usarse cubetas de hielo o bandejas
para asar mufins. Llénalas sólo hasta la mitad y utiliza pinturas a
base de agua. Ofrécele a tu hijo por lo menos 8 colores.

Enséñale a tu hijo a mantener sus colores limpios y a no pasar el
pincel de un color a otro sin antes enjuagarlos. Se deben tener 2
recipientes para enjuagar los pinceles, uno para las pinturas oscuras y
otro para las pinturas claras.

Los pinceles siempre se deben lavar antes de guardarlos y nunca
dejarlos con pintura, porque esto los destruye. Se deben guardar con el
pelo hacia arriba para que no se deformen.

Es útil tener una botella spray con agua para rociar las pinturas si
están un poco secas o para humedecerlas antes de guardarlas. Las
pinturas se pueden conservar por meses en la paleta, si ésta se forra
en plástico y se coloca en el refrigerador para que no le salgan hongos.

Protege la ropa de tu hijo con un delantal, una camiseta vieja tuya o
de tu esposo o una bolsa de basura a la que le abres agujeros para la
cabeza y los brazos y la atas a la cintura para que el niño quede más
cómodo.

Visita la sección de arte y manualidades

Visita el índice de  arte y manualidades para niños

 

Hacer un comentario

Advertise Here