¿Cómo curar la gripe de los niños sin usar medicamentos?

Hay un viejo refrán que dice: “Si tratas tu resfriado, tu durará 7 días, si no haces nada, te sanarás en una semana”.
Gripe

Fotografía de Victoria Restrepo

Existe un gran debate no sólo sobre la eficacia de los medicamentos para la gripe y los resfriados, sino también sobre los posibles efectos que tienen sobre la salud de niños y adultos.
Como padres nos preguntamos qué podemos hacer para que nuestros pequeños no se sientan tan mal cuando tienen un resfriado común. Simplemente esperar con los brazos cruzados a que se sientan mejor sin poder hacer nada, es una alternativa que nos desalienta.

Existen muchísimos estudios, sobre drogas, medicinas naturales,
hierbas, etc, pero finalmente no se ha llegado a ninguna conclusión.
Nuestra frenética sociedad moderna no se conforma al no encontrar
soluciones rápidas y eficaces para todo y parece ser que en éste campo,
tendremos que volver a la antigua acepción de la palabra “paciente”:
ser pacientes.

Hay, sin embargo algunas cosas que podemos hacer para que nuestros pequeños se sientan mejor:

  • Mantenerlos hidratados: Si todavía se están amamantando, la lactancia
    es una bendición, debemos simplemente poner unas gotas de agua con sal
    en su nariz, para permitirles que empiecen a
    mamar sin problema, y luego la leche se encarga de remover la flema y
    suavizar la garganta.
  • Puede aspirarle la naríz con cuidado, existen unas bombas
    especiales. Consulte con su pediatra, sobre su utilidad y manejo.
  • Cuando los niños están enfermos, muchas veces no quieren comer, en
    general a los niños amantados les ocurre lo contrario, si se sienten
    mal, van a querer estar en el seno todo el día y la noche! Pero al
    menos sabemos que podemos hacer algo para que se sientan mejor.
  • Si ya no están lactando, debemos ofrecerles agua en abundancia, esto
    hace que las secreciones sean más fluidas y les mejora la congestión y
    la tos.
  • Si los niños son mayores de dos años, se les puede ofrecer una bebida
    caliente sin cafeína con miel de abeja, la miel se adhiere a las paredes
    de la garganta y la suaviza.
  • Para aliviar la tos durante la noche, pruebe a levantar el colchón del lado de la cabecera de la cama o cuna.
  • Utilice un humidificador, si el aire está muy seco, éste ayuda a aflojar las secreciones y a respirar mejor.
  • De a su bebé o a su niño largos baños, ya sea en la ducha o en la
    bañera. El vapor y el agua caliente lo relajarán y lo harán sentir
    mejor.
  • Tenga mucha paciencia.
  • No se confíe, si su instinto le dice que algo no está bien, si su hijo
    luce adormecido, tiene fiebre o parece tener dolor, consulte con su
    médico.

Consejos sobre lactancia

Hacer un comentario

Advertise Here