En la categoría | Salud infantil

Medicinas que nunca debemos dar a nuestros hijos

Medicamentos
Aspirina:

El uso de la aspirina se ha asociado con una rara pero fatal enfermedad llamada Síndrome de Reyes. En las droguerías se consigue aspirina infantil sin ningún tipo de restricción y con un empaque en colores pasteles, la que podría llevarnos a pensar que es adecuada para los niños. Esta en general es usada por adultos para prevenir problemas cardíacos. Debes además revisar las etiquetas de otras drogas que puedan contener aspirina o ácido acetilsalicílico.

Medicinas para la tos y la gripa:
Estas han sido muy cuestionadas y se recomienda no dárselas a los
menores de 6 años, no sólo por que pueden hacer daño, sino porque
tampoco se ha demostrado que ayuden a los niños. Si tu niño se siente
terrible con un resfriado puedes ensayar otras opciones.


Medicinas contra el vómito y las náuseas:

En general el vómito es un recurso del cuerpo para deshacerse de algo
que le causa daño, ya sea un virus, una bacteria o una comida
irritante. Por lo tanto debemos permitir que el cuerpo haga su tarea,
en lugar de contener lo que el cuerpo debe expulsar. Si el niño se
empieza a deshidratar se debe acudir al médico o al servicio de
emergencia para buscar ayuda.


Sobredosis de una medicina o de un componente:

Muchas veces damos dos medicinas diferentes a los niños y no nos damos
cuenta de que uno de sus componentes está en ambas, duplicando así la
dosis.


Medicinas prescritas para otra persona:

Así sea su propio hermano, a la hora de dar drogas a los niños se debe
confirmar con el médico de que es la opción apropiada para el niño y
para la enfermedad que tiene.


Medicinas con fecha de expiración vencida:

Debemos limpiar nuestro gabinete de medicinas para evitar dar por error
una medicina vencida, la que en el mejor de los casos no va a servir
para nada y en el peor escenario va a causar daño.


Medicinas para adultos:

No se puede asumir que los niños son simplemente adultos más pequeños y
que con darles una dosis menor quedamos cubiertos. El cuerpo de los
niños es diferente y reacciona y absorbe las sustancias de una manera
diferente.

Artículos relacionados:

Resistencia a los antibióticos

Enjuague nasal ayuda a combatir el resfriado

Precauciones al administrar medicinas a los niños

Remedios caseros contra la gripe

Cuidado con las sobredosis pediátricas

Hacer un comentario

Advertise Here