En la categoría | Educación infantil, Mundo del bebé, Ser padres

Etiquetas :

Bebés difíciles sí pueden ser estudiantes destacados

Bebe_llorando
Los bebés “difíciles”, aquellos que lloran mucho, son muy activos y no se adaptan bien a nuevas situaciones o personas, pueden desenvolverse en la escuela igual o mejor que los bebés “fáciles”, de acuerdo con los resultados de un estudio realizado por expertos en educación de la Universidad de Indiana y la Universidad de Carolina del Norte, en los Estados Unidos.

El equipo de investigadores hizo un seguimiento periódico a los niños de más de 1.300 familias en diez regiones diferentes de los Estados Unidos, comenzando desde el momento del nacimiento y terminando en el primer grado (primer año de educación primaria o elemental). 

Ellos encontraron que los niños de primer grado que habían sido bebés
difíciles y cuyas madres les brindaron un cuidado excelente, tenían un
desempeño escolar, unas habilidades sociales y una relación con
maestras y compañeros, que podían calificarse como iguales o superiores
que las mostradas por niños de primer grado que fueron menos difíciles
durante sus primeros años y que tuvieron también un excelente cuidado
de sus padres.

Los resultados indican que un bebé difícil puede tener un desempeño
destacado si recibe los cuidados necesarios y una buena crianza de
parte de sus padres.  Asimismo, muestran que, contra la creencia
general, tener un bebé difícil no significa necesariamente que después
ese niño va a tener problemas durante el primer grado. 

Del mismo modo, el estudio pone en evidencia que una crianza pobre
puede llegar a ser más dañina en el caso de los bebés difíciles.  El
estudio mostró que los niños con mayores dificultades en primer grado
eran precisamente aquellos que habían sido bebés difíciles y habían
recibido una crianza pobre.

El estudio fue publicado en el número de enero/febrero de la revista Child Development.

Vía:  Indiana University

Imágen cortesía de Stock.xchng

Hacer un comentario

Advertise Here