¿Cómo aprenden los niños a dormir en su propia cama?

Camafamiliar

Una vez el bebé se ha destetado y duerme bien durante la noche, papá
y mamá quieren recuperar su independencia y recobrar la cama
matrimonial para ellos, pero al pequeño le parece mejor dormir cerca de
sus padres y no quiere ir a su propia habitación. ¿Suena conocido?

He aquí algunas ideas que pueden funcionar:

1. La cama fraterna puede ser un paso hacia la independencia:
Si tiene hermanos mayores, es posible que a él o ella les entusiasme la idea de dormir con ellos. La mayoría de los chicos idealizan a su hermano o hermana mayor y el hecho de que pueda compartir la noche a su lado, puede ser un buen estímulo.

 Si este es un arreglos temporal, ellos puede incluso compartir la misma
cama, tendiendo cuidado de que tenga una baranda para proteger al
pequeño de una posible caída. Mi hijo mayor  disfrutó tanto dormir con su hermana, que luego cuando
ella ya podía dormir sola, él la raptaba y se la llevaba a su cama a
pasar la noche con ella.

2. Decorar la nueva habitación teniendo en cuenta sus gustos e intereses:

Habitaciondinosaurios_2
Para mi pequeño, los dinosaurios no eran sólo un gusto pasajero, ellos
eran su pasión y sus mejores amigos, así que decidimos pintar una
franja en papel de colgadura para decorar su habitación. Compramos
sábanas de dinosaurios, y planeamos un lugar especial para exhibir su
colección. El proyecto se convirtió en una actividad diaria por varias
semanas, en las que su entusiasmo por “vivir” en su nuevo espacio lo
llevó a trasladarse a su nueva habitación aún sin terminar.

3. Ofrecer incentivos:

Ofrecer algún tipo de incentivos (no en dinero), puede darle la
motivación que necesita para pasar toda la noche en su propia cama.
Puedes crear un calendario en el que por medio de stickers o pegatinas
vayan llenando un espacio de días determinado de antemano para obtener
el premio.

Los premios pueden ser:

  • Un paseo al zoológico
  • Un libro nuevo de cuentos para leer en la noche
  • Salir en familia a realizar su actividad favorita (patinar, ir al museo o comer un helado)

4. Conseguir un compañero de cama:

Camamuecas_3

Un oso de peluche, un muñeco o muñeca especial, pueden brindar compañía y seguridad. Es importante hacer la ceremonia completa, si vamos a utilizar un muñeco nuevo, debemos ir a comprarlo con ellos, para que puedan abrazarlo y sentir si creen que será una buena compañía. Si el osito o muñeco, ha sido su preferido por un buen tiempo, tal vez hacerle una pijama o conseguirle una cobijita nueva, pueden hacerlo emocionante y apropiado para el nuevo oficio que tendrá.

5. Reforzarlo continuamente:

Cuando los niños van creciendo, necesitan sentirse grandes, cada paso
que dan y cada responsabilidad nueva que adquieren, necesita reforzarse
para que la acepten con entusiasmo y no con frustración y resignación.

Fotografías de Victoria Restrepo ©

Lee sobre la cama familiar


Hacer un comentario

Advertise Here