En la categoría | Ser padres

Etiquetas : ,

Cuál es el futuro de nuestras niñas

futuro_ninasEducar niñas en el siglo 21 es muy difícil, no sólo por los retos normales del crecimiento y la educación, sino muy especialmente, porque como madres, estamos bastante confusas acerca del rol que la mujeres debemos asumir en este mundo cambiante.

Nuestras niñas están creciendo en un mundo lleno de oportunidades. Hoy ni siquiera se nos ocurre cuestionarnos si ellas deben acceder a la educación superior y al mundo laboral.

Comparto con mis dos hijas todos sus sueños y las estimulo a diario para que busquen metas cada vez más altas, para que se sientan seguras de que pueden llegar tan lejos como ellas quieran. Pero al mismo tiempo, muchas veces, debo recordarles que son mujeres.

La liberación femenina rompió las cadenas de siglos de sometimiento, las mujeres ahora son "iguales" a los hombres en muchos aspectos, pero hay uno muy especial e importante que no se puede cambiar y es el rol de la maternidad.

Las mujeres de hoy nos encontramos entre la espada y la pared a la hora de tener hijos. Cómo desperdiciar años de esfuerzo y dedicación para lograr una posición estable y ventajosa laboralmente, si a la hora de ser madres, debemos renunciar a estar con nuestros hijos?

Será duro para ellas, como lo es duro para nosotras…  no se puede tener todo al 100% . Nuestra experiencia, cualquiera que ella sea, debe servirnos para transmitirles a ellas, que esta es una realidad a la que se verán enfrentadas un día y que no deben esperar hasta que suceda, para ver cómo la van a resolver.

Cuando sostenemos en brazos a nuestras niñas aún pequeñas, todo esto parece muy lejano, pero el tiempo corre y somos el modelo y el soporte que les ayudará a ellas en el futuro a tomar sus desiciones.

Las alternativas generalmente son en blanco y negro: o se renuncia a todo para estar con los hijos o se vive en un mundo tan cargado de responsabilidades que los hijos quedan en un segundo plano.

Esta es una realidad, para la cual debemos preparar a nuestras hijas: ellas tienen que ser concientes desde su adolescencia, de que tendrán que tomar sus desiciones de estudio y trabajo, asumiendo responsabilidades que les parecerán sumamente lejanas, pero que un día serán las más importantes para su bienestar y felicidad.

No hay una respuesta a este dilema, pero al menos debemos hacerlas concientes de que se enfrentarán a él.

Hacer un comentario

Advertise Here