En la categoría | Ser padres

¿Cuándo y cómo hablarles de sexo a los niños?

Juegos_rol
Sobre este tema se ha escrito muchísimo y desde diferentes puntos de vista: médico, psicológico, religioso, etc. Pero a pesar de la cantidad de la información que existe, como padres muchas veces nos sentimos inseguros a la hora de hablar a nuestros niños sobre el sexo.

Como madre de 4 hijos, los mayores ya adultos jóvenes y el menor todavía un niño, he recibido de ellos toda clase de preguntas desde las más tiernas e inocentes, hasta algunas que me han dejado completamente confusa.

Pero a través de los años he podido darme cuenta de que si estamos cerca de nuestros hijos y propiciamos su confianza, ellos, que son bastante curiosos, harán las preguntas apropiadas para su edad.

Es muy importante resolver sus dudas; si no lo hacemos, ellos buscarán
las respuestas en otro lugar que posiblemente no será tan apropiado.

Si queremos que
ellos reciban una adecuada educación sexual que les permita llevar una
vida sana, protegerse de los peligros que se puedan presentar y
tener una vida sexual feliz y armoniosa en su edad adulta, debemos ser
capaces de hablar sin reservas.

Si el tema nos parece un poco difícil,
debemos prepararnos para responder a todas esas preguntas que irán
llegando.

Sus primeras preguntas serán acerca de cómo nacen los bebés. Si desde
muy pequeños ellos han interiorizado la idea de que las mujeres llevan
los bebés dentro de su cuerpo hasta el momento de nacer, la primera
pregunta que llegará es ¿cómo llegó el bebé allí adentro?

Juegos_rol_2

Ellos no requieren ninguna explicación complicada y detallada.  Simplemente con
explicarles que los bebés crecen de una semilla pequeñita del papá y de
la mamá en un lugar dentro del cuerpo de la madre que se llama útero,
será más que suficiente.

Es muy poco probable que en sus primeros años
su curiosidad los lleve a hacer muchas más preguntas, especialmente a
los hombrecitos.

Las niñas tienden a preguntar más, ya que se ven reflejadas en el cuerpo de
su madre, les gusta jugar al embarazo y esconder sus muñecas debajo de
su blusa.

Es importante recurrir a libros ilustrados especiales para la
edad de los pequeños donde se explica a los niños la formación y el
crecimiento del bebé.

Si ellos crecen con el conocimiento adecuado a su edad y a sus propias
inquietudes, no verán el tema del sexo como algo a lo que haya que
dedicarle más atención que a un juego de pelota o a un pregunta sobre
dinosaurios.

Es muy importante que los niños sean conscientes de la importancia de
cuidar su cuerpo y del derecho a su intimidad.

No deben aceptar que
nadie les pida que hagan, miren o toquen algo que los haga sentir
incómodos, por muy cercana que consideren a esa persona.

Si no les
hablamos a ellos de los peligros que pueden afrontar, no tendrán cómo
defenderse si se encuentran en una situación de riesgo.

A medida que ellos van creciendo, sus preguntas se irán haciendo más
específicas, y muchas veces tendremos que aclarar los malos entendidos
con que llegan de la escuela.

Hace algunos años descubrí un condón en
la caja de colores de uno de mis hijos de 8 años. Al preguntarle si
sabía qué era, me contestó:

- Claro, son unos “cordones” que el papá de
Sebastián tiene en su mesa de noche.

- ¿Y tu por qué lo tienes? –pregunté
yo.

- Porque Sebastián nos regaló a todos los niños y niñas de mi clase,
pues su papá tenía muchos.

Para mi esa fue una oportunidad perfecta para hablar sobre el tema del
embarazo, de lo importante que era que cada niño tuviera la suerte de
venir deseado por sus padres, de cómo funcionaban algunos métodos
anticonceptivos, etc.

De igual manera es importante que tanto los niños, como las niñas sepan
sobre la menstruación.

Las preguntas sobre el tema generalmente llegan
cuándo ellos preguntan sobre el uso de las toallas sanitarias. Si ellos
ya saben sobre el embarazo y cómo se prepara el cuerpo de la madre cada
mes para la ovulación, la explicación será muy sencilla de dar.

Amigas
Es importante que las niñas conozcan en detalle los cambios que van a
tener a medida que se desarrolla su cuerpo, y que estén preparadas para
aceptarlos como algo natural y no como algo de lo que deban
avergonzarse.

Las experiencias de su madre en ese campo son muy
importantes para ellas. Estos cambios no son sólo físicos, sino que
también influye sobre la forma como ven a los niños y su relación con ellos empieza a
cambiar.

Es muy importante estar cerca de ellos y ellas, y si no preguntan
debemos propiciar estas preguntas.

Nuestros hijos deben poder confiar
en nosotros como padres para que cuando lleguen a la adolescencia y
necesiten realmente nuestra presencia para enfrentarse a las decisiones
a las que se verán abocados, sepan que nosotros somos sus guías y
confidentes, y no sus compañeros de colegio.

¿Qué tipo de preguntas difíciles te han planteado tus hijos? ¿Cuál crees que sea la edad apropiada para comenzar la educación  sexual de los niños? ¿Cómo has sorteado las inquietudes de contenido sexual de tus hijos?

Tus comentarios son muy importantes para nosotros. Para hacer un comentario puedes hacer un click en el enlace que dice "comentario" bajo este artículo o llenar las casillas que aparecen automáticamente al pié del artículo.

Puedes incluir solamente tu nombre y correo electrónico (no te enviaremos ningún tipo de publicidad y no compartiremos tu email con nadie más). Incluyes tu comentario, oprimes el botón  "publicar" y copias el código de verificación. Es muy fácil.

Hacer un comentario

Advertise Here