En la categoría | Educación infantil, Ser padres

Etiquetas :

Escuela y familia: ¿afinidad o divorcio?

Kinder_grado
Algunas veces los padres no le prestan la suficiente atención al momento de seleccionar la escuela o colegio para sus hijos. Este desinterés ocurre desde el primer momento, cuando se debe escoger el pre-kinder o la guardería y se repite posteriormente al momento de escoger el colegio donde los niños harán el ciclo básico o de educación primaria.

Es importante entender que el colegio es el lugar donde normalmente nuestros hijos pasan  la mayor parte del tiempo.

No es solamente un lugar de educación formal, sino también un centro de socialización y formación de la personalidad.

Más allá de las primeras letras, las matemáticas o la geografía, está
la experimentación sobre su lugar en el mundo y sobre cómo se ven a sí
mismos dentro de la sociedad.

Por esa razón, un aspecto que quiero destacar es la relación que existe entre el colegio y el hogar. 

Tendemos a creer que es válido escoger el colegio de nuestros hijos guiados exclusivamente por un
criterio académico.

Pero este único
criterio está dejando de lado otros aspectos que pueden llegar a
convertirse más adelante en un dolor de cabeza para los padres y los niños.

El colegio debería ser para nuestros hijos un lugar donde se sientan cómodos y donde encuentren una afinidad con su hogar.

Por eso es saludable hacerse preguntas cómo las siguientes:

  • ¿Si en mi hogar somos muy poco religiosos, se justifica ingresar a mi hijo a un colegio religioso o confesional?
  • ¿Prefiero una educación tradicional, centrada en un método escolástico, o una donde los niños aprendan mediante la experimentación?
  • ¿Qué tanta importancia le doy a la disciplina frente a otros componentes de la educación? ¿Prefiero un sistema educativo donde se valore demasiado la autoridad, o uno donde la mayor importancia se le otorgue a los individuos?
  • ¿Prefiero un colegio donde mi hijo esté con otros niños de su mismo nivel social y económico, o prefiero uno donde mi hijo aprenda a relacionarse con niños de diferentes orígenes sociales?
  • ¿Quiero que mi hijo o hija estudie en un colegio con personas de su mismo género o prefiero uno donde estén separados?
  • ¿Qué importancia recibe en nuestro hogar la diversidad cultural? ¿Prefiero que mi hijo esté en un colegio donde le enseñen  otras culturas y lenguas?
  • ¿El proyecto pedagógico del colegio es compatible con los valores y principios que tenemos en nuestro hogar?
  • ¿Prefiero un colegio que ofrezca una jornada escolar extensa o quiero que mi hijo pase una parte importante de su tiempo en el hogar con la familia?

Como ven, pueden surgir muchas preguntas que nos llevan a reflexionar no solo sobre el colegio para nuestros hijos, sino sobre nuestro propio hogar, así como sobre nuestras creencias y valores.

Es evidente que para estas preguntas no hay respuestas correctas o incorrectas. Las respuestas solamente nos permiten ver la afinidad que queremos que exista entre el colegio y el hogar.

Hacer un comentario

Advertise Here