En la categoría | Mundo del bebé, Ser padres

Etiquetas :

¿Está seguro el bebé en la cuna?

Bebe_cuna
La seguridad del bebé en la cuna forma parte de nuestra responsabilidad de brindarles un espacio libre de riesgos a nuestros hijos.  En el caso de los bebés, normalmente procuramos estar atentos a que su entorno esté libre de elementos que puedan constituir un riesgo para su salud o su integridad física. Ese cuidado debe llegar inclusive hasta la cuna. ¿Cómo saber que nuestro bebé está seguro en su cuna? 

La Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de los Estados Unidos (CPSC por sus siglas en inglés) informa que entre el 2002 y el 2004 se produjeron 97 muertes relacionadas con cunas en ese país. 

Aproximadamente la mitad de estas muertes se produjeron en cunas que contenían almohadas, colchas y otra ropa de cama.

Cerca de la mitad de las muertes resultaron por asfixia cuando el bebé terminó acostado boca abajo sobre unas almohadas o boca abajo en una cuna que contenía almohadas, colchas y otra ropa de cama.

El treinta por ciento de las muertes fueron atribuidas a atrapamientos
ocurridos entre partes de cunas viejas que estaban en malas
condiciones, porque estaban rotas, le faltaban piezas o tenían piezas
sueltas, o porque se produjeron atropamientos en los espacios formados
entre los lados de la cuna y un colchón cuyo tamaño no era apropiado
para la cuna.

El resto de las muertes estuvieron asociadas a accesorios colocados en
la cuna o alrededor de ésta (tales como cordones de persianas o
cortinas), caídas de la cuna, alteraciones hechas a las cunas, o
atrapamientos entre la cuna y otro mueble o la pared.

Las siguientes son algunas de las recomendaciones de la CPCS  para reducir los riesgos del bebé en la cuna:

  • Para reducir los riesgos de Síndrome por Muerte Súbita y asfixia,
    acueste al bebé sobre la espalda en una cuna que cumpla con las normas
    de seguridad.
  • Para evitar la asfixia nunca utilice una almohada para sustituir un colchón o para apoyar la cabeza o el cuello del bebé.
  • Los bebés pueden morir por estrangulación si sus cuerpos pasan a
    través de los espacios creados entre componentes sueltos, tablillas
    rotas y otras partes de la cuna y su cabeza o cuello queda atrapado en
    este espacio.
  • No utilice cunas viejas, rotas, o modificadas
  • Apriete las piezas de la cuna regularmente para mantener sus lados firmes.
  • Los bebés pueden asfixiarse en los espacios generados entre los
    lados de la cuna y un colchón cuyo tamaño no sea apropiado para ésta.
    Nunca deje un espacio mayor de dos dedos entre los lados de la cuna y
    el colchón.
  • Nunca coloque una cuna cerca de una ventana cuyas cortinas tengan
    cordones; los bebés pueden estrangularse con estos cordones.
  • Monte los corralitos adecuadamente siguiendo las instrucciones
    del fabricante. Solo utilice el colchón provisto con el corralito. No
    añada colchones adicionales, almohadas o cojines al corralito pues esto
    puede presentar un peligro de asfixia para los bebés.
  • Verifique periódicamente que sus productos para bebé no hayan
    sido retirados del mercado por ofrecer riesgos para la salud. Remueva
    los productos retirados del mercado de su hogar.

Vía | CPSC

Imagen cortesía de stock.xchng

Hacer un comentario

Advertise Here