La curiosidad y la imaginación son la base de la creatividad

Imaginacion_color
La curiosidad es la virtud de ver el mundo con una mirada fresca y nueva cada día. La imaginación, por otro lado es la capacidad de fantasear y de soñar.

Cuando escuchamos hablar de la curiosidad, la palabra nos remite inmediatamente a los niños. Ellos son curiosos por naturaleza, todo les llama la atención, se maravillan ante lo pequeño, lo cotidiano, se preguntan cómo funciona.

En su nuevo mundo todo es posible, logran hacer cosas inverosímiles para nosotros los adultos, porque ellos todavía no cargan con el “no se puede” que nos limita como adultos.

Yo crecí en un país sin estaciones y sólo conocí la nieve cuando
estaba en la universidad, para ése momento fuera de disfrutarla
visualmente, hacer unos cuantos muñecos y lanzar unas bolas de nieve a
mis amigas, la nieve representaba un frío inmenso a la hora de esperar
el tren para ir a clases.

Imaginacion_puente

Mi hijo, quien nació a finales del otoño, ha crecido disfrutando cada
invierno como su estación favorita. Cuando tenía 4 años lo llevé al
bosque a jugar y decidió hacer un puente con la nieve, yo me ofrecí a
traerle unas ramas secas para darle soporte a su puente. Pero él me
respondió muy serio: -No gracias, puedo hacerlo solo.

Yo no salía de mi asombro al ver como él con mucha paciencia iba
colocando montoncitos de nieve e iba construyendo la parte horizontal
de su puente ¡sin que la nieve se viniera abajo!
Desde ése día aprendí mi lección, a los ojos de un niño todo es posible, a ellos nos los limita el sentido común.

La imaginación es una virtud que parte de nuestro interior y nos
permite colocar un lente de colores a nuestro mundo interno. En éste
aspecto, tampoco salimos bien librados los adultos, los niños nos
llevan la delantera y nos apabullan con sus comentarios.

Imaginacion_sol
Al mirar la
seguridad con la cual mi hijo de 6 años toma el lápiz y comienza a
dibujar naves extraterrestres, torbellinos de rayos solares, bosques
encantados, donde los árboles producen relojes… en fin, su mente
siempre está trabajando en algo nuevo.

Si como adultos pudiéramos despojarnos de lo que la lógica y la vida
cotidiana nos han restringido, podríamos dar rienda suelta a una
capacidad creativa sin límites y ésa debe ser nuestra meta: volver a
mirar el mundo con ojos nuevos cada mañana.

Deleitarnos nuevamente con una gota de rocío, con los rayos del sol al
amanecer, con la luz a través la escarcha en las frías mañanas del
invierno. Disfrutar las primeras flores en la primavera, el musgo y los
hongos en un tronco del parque… la transparencia de una hoja, los
colores del atardecer, el brillo de un cachito de luna.

Escuchar música y dejar que nos brinde nuevas sensaciones, leer poesía,
disfrutar la visita a un museo y estudiar la historia del arte, son el
mejor alimento de nuestra imaginación.

Artículos relacionados:
Por qué es importante el arte para los niños
Como funciona el proceso creativo en los niños

Visita nuestras secciones de educación y proyectos para niños, allí encontrarás más ideas para reforzar la creatividad en los niños.

Indice de actividades artísticas para niños

Fotografías © Padres Hispanos

Hacer un comentario

Advertise Here