La seguridad del bebé en el hogar durante los primeros 12 meses

Seguidad_12_mseses
Aunque los bebés no comienzan a movilizarse por la casa sino hasta los 8 o 9 meses, las cifras de accidentalidad entre ellos durante esos primeros meses son alarmantes, y la mayoría de esos accidentes ocurren en el hogar.

Los muebles:

Uno de los accidentes más comunes es el de los bebés que se caen de una cama o de un sofá cuando están durmiendo.

Los bebés aún no tienen reflejos para evitar el golpe o cubrirse con sus manitas, así que caer desde esa altura, puede ser fatal.

Los bebés deben colocarse siempre en el piso inclusive así estén asegurados en una silla de seguridad para automóviles o una silla mecedora para bebés, ellos podrían comenzar a balancearse y pueden voltear la silla.

Las escaleras:

Las escaleras son otro lugar donde suceden muchos accidentes, y aunque
a esta edad generalmente los bebés no se desplazan por ellas, la
mayoría de los accidentes ocurren cuando van cargados y el adulto se
cae con el bebé en brazos.

Si el adulto además, del bebé, lleva algo más en brazos y tropieza o se
cae y no tendrá una mano disponible para agarrarse y evitar la caída.

También es importante mantener las escaleras libres de objetos o
juguetes, ya que el adulto que lleva el bebé en brazos podría
tropezarse y caer.

Ahogarse y asfixiarse:

Los bebés pequeños no reaccionan ante la posibilidad de peligro y sólo lloran cuando sienten dolor.

La asfixia puede darse cuando el bebé se enreda entre las mantas y deja
su cabecita contra el colchón, por eso antes de un año no se les debe
colocar almohadas, ni mantas, sino más bien un pijama abrigado.

El baño:

Siempre se debe chequear la temperatura del agua antes de bañar el
bebé, la piel del bebé es más delgada y delicada y puede quemarse
rápidamente.

Nunca se debe dejar el bebé en el agua así solo sea muy poco profunda,
ellos podrían ahogarse en sólo ¡un centímetro de profundidad!

Objetos:

En un principio los objetos no van a dar a la boca, pero la falta de
coordinación en los movimientos del bebé, hacen que pueda golpearse
fácilmente. Un llavero puede producir un sonido atractivo, pero una
llave puede causar una profunda herida en un ojo.

Más tarde cuando su coordinación mejora, todo los objetos irán a parar
a la boca y aparece el riesgo de que se ahoguen o se traguen algo
potencialmente peligroso.

Quemaduras:

La mayoría de las quemaduras de los bebés son producidas por una taza
de café o de té que el adulto estaba tomando mientras sostenía el bebé
en brazos.

La comida de bebé calentada en microondas también puede ser peligrosa,
ya que ésta puede seguirse cocinando unos minutos más después de salir
del horno y si no se revuelve bien, tendrá partes más calientes que
otras.

Hacer un comentario

Advertise Here