Los juguetes de papá

Thomas_train_small

Poco antes de las pasadas fiestas navideñas mi hijo de seis años me sorprendió un día con la siguiente frase: "Ya sé que quiere papi como regalo de Navidad.  Él quiere una pista de carros nueva!". Mi primera impresión fue pensar cómo era de astuto mi hijo, que para conseguir ese regalo estaba utilizando a su propio padre –que tiene 45 años– como pretexto. Pero pronto caí en cuenta que mi hijo tenía razón. 

Primero recordemos que muchos juguetes, posiblemente la mayoría,
pierden una parte de su encanto si se dejan para que los niños jueguen
solos. Y por "solos" quiero decir sin la compañía de otro niño o de un
adulto. Qué puede hacer un niño de un año de edad con una bola si no
hay alguien para jugarle? Sin otra persona, el juguete pierde casi todo
su atractivo.

Cuando en casa no hay otros niños pequeños, muchas
veces los compañeros de juegos de nuestros hijos somos nosotros mismos,
los padres. En esos momentos debemos olvidarnos de nuestros otros
papeles en la vida y simplemente dejarnos llevar por nuestra
imaginación o la de nuestros hijos, y tirarnos al piso a jugar con
carritos (autos), barcos, aviones, canicas, pelotas, en fin, con lo que
a nuestros hijos pequeños se les antoje en ese momento.

Mi
esposo tiene una fórmula para comprar algunos de los juguetes de
nuestro hijo menor.  Muchas veces él dice: "Creo que necesitamos un
carrito nuevo", o "creo que es hora de tener un nuevo juego de mesa". Pues
bien, mi hijo le había escuchado ese tipo de expresión sobre la pista
de autos y por eso reclamaba el juguete para su padre; tal vez sin
dimensionar aún que su padre compra los juguetes para jugar con él.

La
anterior es la versión oficial. Íntimamente creo que mi esposo muchas
veces le compra a nuestro hijo los juguetes que él mismo no pudo tener
cuando pequeño o aquellos con los que él quisiera jugar. Lo he visto en
el brillo de sus ojos cuando algunas veces mira en las tiendas los
juguetes.

Lo cierto es que mi hijo ya tiene su pista de autos nueva y con ella pasa horas jugando con su padre.

Imagen cortesía: www.stock.xchng

Hacer un comentario

Advertise Here