En la categoría | Salud infantil, Ser padres

Etiquetas : ,

Los video juegos, ¿por qué son tan adictivos?

Videojuegos
Se ha discutido si los video juegos producen adicción y si ésta puede llegar a ser tan peligrosa como otro tipo de adicciones (alcohol y drogas por ejemplo).

Se sabe de padres que descuidan a sus hijos, pierden el empleo y pueden llegar a estar hasta 15 horas diarias frente a la pantalla de juegos.

Para los niños también acarrean dificultades de concentración en la escuela, falta de apetito u obesidad, estrés y aislamiento.

En algunos estudios se plantea la posibilidad de que la emoción que
produce el juego puede hacer que el cerebro secrete unos químicos que
son en esencia adictivos.
Pero independientemente de si la adicción es química o psicológica
¿cómo logran los juegos apasionar de tal manera a sus usuarios para
mantenerlos apasionados día tras día sin perder el entusiasmo?  Parece
que la clave es el refuerzo positivo que recibe el jugador y el reto
permanente a ser el mejor, a no dejarse batir.

Existe una gran recompensa personal, cuando el jugador puede subir de
nivel, pero ésta se hace aún más fuerte si se pasa a competir con otros
y a ganarles, ya que esto conlleva la admiración, y el obtener un alto
estatus dentro del grupo de jugadores.

El problema principal de éste tipo de adicción es que conlleva a una
falta de balance en la vida de los niños, los limita e impide que
deseen realizar otro tipo de actividades, como los deportes, la lectura
y los juegos tradicionales con sus amigos.

La clave es la prevención, estar atentos al tipo de programas de
televisión que ve el niño, la cantidad de horas que dedica a la
pantalla, ya sea de TV, de la computadora o del video juego. Si los
padres establecen un control adecuado desde que el niño es pequeño, él
crecerá conociendo sus límites y tendrá menos tentaciones de
desarrollar éste tipo de comportamiento.

Hacer un comentario

Advertise Here