En la categoría | Ser padres

Nuestros padres no son culpables

Familia_50s
Por Angela Marulanda, Autora y Educadora Familiar

La gran cantidad de información que hoy se publica sobre la crianza de los hijos nos ha servido no sólo prepararnos a ser mejores padres sino también para ver las errores que cometieron nuestros padres con nosotros. Esto ha dado lugar a que hoy los hijos adultos a menudo los culpemos de muchos de nuestros problemas y justifiquemos así nuestros defectos y errores.

Parece que olvidamos que las faltas de nuestros padres fueron producto
de su ignorancia o de su propia historia, pero en ningún caso de una
deliberada intención de perjudicarnos. Así que para corregir nuestros
deficiencias hay que dejar de culparlos y comprender que somos el
resultado tanto de sus fallas como de sus aciertos. Y que su amor por
nosotros fue lo suficientemente poderoso como para infundirnos el deseo
de ser padres profundamente interesados en darles lo mejor a nuestros
hijos.

No se trata de hacer las paces con nuestros padres para superar las
heridas que nos dejaron. Se trata de hacerlas con la vida,
comprendiendo que nuestro paso por el mundo no es sólo un trayecto de
vivencias positivas y agradables sino también de sufrimientos y luchas,
y que nuestros padres contribuyeron tanto a las unas como a las otras.
Pero que todas estas experiencias, buenas y malas, tienen mucho que
aportarnos al proceso de construirnos y llegar a ser los padres que
soñamos tener y las personas que queremos ser. En esta forma podremos
sentir por ellos la gratitud y respeto que deseamos que nuestros hijos
sientan por nosotros, a pesar de que seamos tan humanos y falibles como
nuestros propios progenitores.

www.angelamarulanda.com

Hacer un comentario

Advertise Here